Ads 468x60px

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Lágrimas Desde El Corazón: Capítulo 2



II

                                     
Un día delicado

La madre de Víctor por fin dio su consentimiento con la condición de que solo podía acompañar a Sabana una persona. Se encontraba frente a la puerta acompañada por Mario el fotógrafo, antes de llamar cogió aire por la nariz y lo soltó por la boca pues era su primera entrevista y estaba nerviosa, por fin puso el dedo en el timbre y miro a su compañero que la observaba risueño. Tras la puerta se escucharon pasos acercándose y al cabo de unos segundos se abrió.

—Buenos días—les dijo la mujer invitándoles a entrar con un movimiento de mano.
Después de hacer las presentaciones la mujer les condujo por el pasillo hasta llegar al salón la estancia más grande de la casa según la anfitriona. Víctor les esperaba sentado en un sofá que se encontraba al otro extremo junto a un gran ventanal que daba a una terraza por la que pasaba el sol iluminándolo completamente.
Sabana se sentó en una butaca frente a Víctor y le saludo, mientras su compañero se mantenía de pie para tomar las fotos desde distintos ángulos, la mujer salió mientras ellos se preparaban, Sabana saco del bolso una grabadora la coloco sobre la mesa baja que hacía de separación entre ella y el sofá a continuación tomo un block y un bolígrafo y los agarro entre sus manos.
La madre de Víctor regreso al cabo de unos minutos portando una bandeja con refrescos y varios vasos la coloco a un lado sobre la mesa, y se acomodo al lado de su hijo con la madre presente Sabana y su compañero explicaron al joven como iba a transcurrir la entrevista, él ese día no había recibido quimio asique se sentía bastante lucido e ilusionado porque  su historia iba a salir en uno de los periódicos más importantes.
Sabana nunca se imagino al comenzar la entrevista que acabaría parpadeando para borrar el agua que brotaba de sus ojos y el nudo que se le formaba en la garganta mientras escuchaba atentamente a su entrevistado. Esa tarde al llegar a su casa estallo en un llanto que llevaba conteniendo durante varias horas.
El primer paso al día siguiente cuando llego a la redacción fue hablar con Celia necesitaba que ella convocara una reunión con carácter especial al consejo de redacción para presentar su trabajo, después de muchos tiras y aflojas por fin consiguió que aceptara su petición esa misma mañana. Tal consejo estaba compuesto por la directora, el editor general los editores de cada sección, el comité editorial los jefes de diseño y diagramación. Su objetivo era que lo aceptaran y publicarlo lo antes posible, una vez la dieron el visto bueno ella misma se encargo de redactarlo para su publicación. 
El articulo con la historia conmociono a los lectores y fue un record de ventas, lo que supuso una contribución económica bastante sustanciosa tanto para el periódico como para la familia de Víctor, lo que para ellos supuso un gran desahogo ya que la madre tuvo que abandonar su trabajo para dedicarse a cuidar de su hijo, y solo contaban con el escaso sueldo del padre.
Sabana recibió una prima considerable y pudieron hacer frente a parte de la hipoteca de su casa. Tres meses antes de la boda, Derek y ella como cualquier pareja que quiere formar una vida juntos pidieron un préstamo al banco para poder comprarse una casa, tenían algunos ahorrillos que los destinaron para dar la entrada, sus sueldos eran más bien escasos asique uno de ellos iba exclusivamente a pagar las mensualidades y el otro para cubrir los gastos derivados de una vivienda y hacer la compra, asique la ayuda extra que recibió la vino como caída del cielo.

Como cualquier pareja joven enamorada se amoldaban bastante bien a las circunstancias del momento, y no dejaban que los problemas afectaran a su vida sexual, eran jóvenes y por lo tanto sus hormonas siempre estaban muy activas.


Debido al éxito obtenido todas las revistas se interesaron en la historia pero se encontraron con el no inquebrantable de la familia de conceder más entrevistas. Después de duras negociaciones por fin llegaron a un acuerdo entre todas las partes afectadas, el periódico consiguió una gran suma de dinero por ceder los derechos de publicación, Víctor y su familia recibieron otra gran suma de dinero

Celebraban su primer aniversario de boda y lo hicieron por todo lo alto, reservaron una mesa en el restaurante más exclusivo, después de la cena  fueron al teatro a ver un espectáculo y al final del día les aguardaba una noche de sexo espectacular. La vida les sonreía y la disfrutaban sin preocuparse por el mañana. 

------------

Le sobrevino una arcada mientras dormía y se levanto corriendo al baño, no la dio tiempo a cerrar la puerta y Derek se despertó sobresaltado al escuchar los vómitos se levanto de la cama abrió la puerta del baño y la encontró de rodillas con la cabeza inclinada y agarrada al inodoro.
Se asusto al verla así y la preguntó que la ocurría, Sabana le miro durante un segundo y le tranquilizo diciéndole que seguramente era un corte de digestión y que volviera a la cama. Derek no la hizo caso y espero hasta que ella por fin sin nada más en el estomago se levanto y salió del baño dispuesta a hacerse una infusión de hiervas pero él la obligo a acostarse y él mismo se la preparo. Los vómitos nocturnos no cesaron durante la siguiente semana y el estomago la dolía por culpa de los esfuerzos.

Sabana y su madre habían quedado para ir de compras y comer juntas, a ella la encantaba salir con su madre pues era la persona más dulce y comprensiva que uno se podía encontrar, sus conversaciones siempre eran tranquilizadoras. Sabana estaba asomada a la ventana cuando la vio cruzar la calle y se dirigió a la puerta para abrirla.
—¡¡Dios mío Sabana!! Tienes un aspecto horrible cariño ¿Te encuentras mal?—preguntó la mujer asustada, Sabana le indico que pasara y la mujer se volvió para mirarla.
—La verdad es que no me encuentro muy bien. No paro de vomitar todas las noches desde hace al menos una semana. Seguro que no es nada pero apenas puedo dormir y estoy agotada.
—Pues seguro que dar un buen paseo y tomar el aire te vendrá bien—dijo de forma despreocupada—Asique coge tu bolso y salgamos.
Sabana alargo el brazo hacia el perchero y cogió su bolso, su madre la paro poniendo su mano sobre la de ella cuando  estaba  a punto de abrir la puerta.
—Espera un momento, dices que solo vomitas por las noches. —Sabana asintió con la cabeza. —Acabo de recordar porque me eran tan familiares los síntomas que me has descrito. —la abrazo con fuerza y la susurro al oído—Cielo son los mismos síntomas que yo tenía cuando estaba embarazada de ti.
Sabana dio un brinco hacia atrás para despegarse de los brazos de su madre, y la miro con recelo.
—¡¡Que dices!! Exclamo—No puedo estar embarazada Derek y yo tomamos precauciones.
—Pues tus precauciones han fallado cariño, te puedo asegurar sin temor a equivocarme que tú estás embarazada.
—Pues yo creo que estas equivocada. Asique mejor será que dejemos esta conversación y nos vayamos.
Durante las horas siguientes Sabana intento sin conseguirlo borrar de su cabeza el comentario de su madre sobre un posible embarazo asique al día siguiente en cuanto tuvo oportunidad se acerco a una farmacia y compro un test de embarazo, esa misma noche se hizo la prueba y espero impaciente a que le diera el resultado, por fin salió la deseada respuesta (+) casi se desmaya al ver la cruz que lo confirmaba.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada